GESTIÓN PSICOLÓGICA INTEGRAL EN EMERGENCIAS, CRISIS Y TRAUMA.

Terapia breve de urgencia, primeros auxilios psicológicos e intervención en crisis accidentes, desastres y conflictos.
En la actualidad la psicología de emergencia es una herramienta fundamental en los esquemas de salud mental de todo el mundo, reconocida por la Organización Mundial de la Salud, la cual gracias a un sinnúmero de investigaciones expone que:

Los conflictos, la violencia del crimen organizado y los desastres naturales acarrean un sufrimiento psicológico y social sustancial a corto plazo, que, si no se aborda adecuadamente puede dar lugar a trastornos mentales y problemas psicosociales a largo plazo, que a su vez pueden poner en peligro la paz, los derechos humanos de las personas y el desarrollo.

En 2005 el 68% de los mexicanos ya han estado expuestos a una experiencia traumática a lo largo de su vida.  Esta cifra seguramente se ha incrementado significativamente tras el incremento en los índices de violencia que se ha desatado en el país a partir del 2006. Por lo que, es frecuente que los psicólogos clínicos atiendan con mayor frecuencia a pacientes con TEPT y otras patologías relacionadas con el trauma.

Entre los trastornos mentales y patologías relacionadas directamente con el trauma encontramos: Ataques de pánico, trastorno de Estrés postraumático, Abuso de Sustancias, abuso de sustancias, ansiedad, trastornos de pánico, trastorno obsesivo-compulsivo, Depresión, probabilidad 6 veces más alta de cometer suicidio, etc.

Los expertos en el área de trauma han propuesto que los acontecimientos traumáticos que ocurren durante la niñez son más perjudiciales para la salud mental que aquellos que ocurren más tarde en la vida, porque los niños son menos capaces de organizar coherentemente sus respuestas a esos acontecimientos negativos y son más vulnerables a trastornos del desarrollo del cerebro que pueden jugar un rol en los trastornos psiquiátricos.
El Estrés Postraumático es un trastorno de ansiedad causante de disfunción psicosocial y aparece en condiciones de exposición a un estresor traumático. La etiología del TEPT es multifactorial y en ella intervienen factores genéticos, psicológicos, educativos y ambientales.

Por ejemplo, En México los accidentes son un grave problema de salud pública. Estos eventos de tipo traumático tienen una probabilidad potencial de ocurrir de forma fortuita en cualquier momento de la vida de los individuos. Actualmente ocupan la tercera causa de mortalidad general y la primera en adultos jóvenes. Los accidentes automovilísticos ocupan el primer puesto dentro del rango de los accidentes en general, esto de acuerdo a las tasas de mortalidad en adultos jóvenes que publican la OMS, la OPS y la SSA en México. Una de las consecuencias de los accidentes de tránsito pes la secuela psicológica que dejan en los individuos en edad productiva. Estas secuelas se conocen como Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT) en nuestro país existen cifras alarmantes de ausentismo laboral y baja en la productividad como consecuencia de ello.
EL objetivo de la atención psicológica de urgencia es realizar la intervención adecuada y especifica que permita a la persona evitar o atenuar las secuelas de la experiencia traumática, esta intervención debe ser llevada a cabo por expertos en el área a fin de no aumentar el grado de dolor y agravar los síntomas de la víctima.
Esta comprobado que una intervención adecuada en los momentos críticos e inclusive tras los primeros días del evento (cuando comienzan a presentarse los síntomas de TEPT) aumenta en un 70% en promedio, la posibilidad de que el individuo recupere de forma paulatina su bienestar, sin presentar síntomas. A diferencia de aquellas personas que no son atendidas ya que los últimos estudios muestran que en promedio el 30% de estas presentaran secuelas graves y/o crónicas.

Características: La intervención de primera respuesta se brinda en el lugar del hecho o el domicilio de los afectados.
Existen distintos tipos de eventos que pueden situarnos en una situación crítica:
Desastres naturales: En los que se pone en riesgo o se pierde la vida, los más comunes en nuestra ciudad como lo son los derrumbes, las inundaciones, incendios, y sequia.

Desastres, accidentes y crisis en la Industria como: Explosiones, Fugas químicas, incendios, accidentes laborales (perdida de un miembro), caídas en trabajo en alturas, conflictos y riñas, etc.

Crisis de ansiedad en trabajo: Derivadas del grado de estrés laboral, hasta hace algunos años las fuerzas armadas, policía, paramédicos y equipos de primera respuesta eran los principales afectados, actualmente un gran número de profesionistas sufren crisis de ansiedad en algún momento de su vida laboral.

Accidentes de tránsito: en donde existen lesiones, (y por tanto responsabilidad penal) en donde se perdió o se puso en riesgo la vida, con secuelas graves como amputaciones, invalides, daño cerebral, etc.

Hechos Delictivos: Al ser víctima directa o indirecta (familiar, amigo, compañero de trabajo o testigo) de un hecho violento, asalto, secuestro, agresión física, atentado, balacera, homicidio, violencia familiar, acoso, abuso sexual, violación, suicidio, bullyng (violencia escolar), moving (violencia laboral), sexting (acoso sexual virtual), maltrato infantil, etc.

Crisis personales, de pareja y familiares: Por violencia, infidelidad, muerte, accidente o enfermedad física o mental de uno o más miembros de la familia, embarazo adolescente o no planeado, matrimonio joven (conflictos después de la luna de miel) problemas inter-familiares (con las familias de origen), conflictos de autoridad y educación con los hijos, suicidio, depresión, divorcio, irritabilidad, nueva relación después del divorcio, adicciones, ludopatías, celos irracionales, etc.

La Comunicación de malas noticias: Con el objetivo de causar el menor impacto psicológico en el receptor las malas noticias utilizando estrategias especializadas. Este aspecto suele provocar un de alto grado de ansiedad tanto para los receptores como para el emisario (inexperto) a cargo de proporcionarlas, en el caso de diagnósticos es de igual forma para el profesional una labor que debería ser relazada por especialistas, por ejemplo tenemos el caso de informar a alguien de un accidente, o muerte, del nacimiento de un bebe con alguna enfermedad o malformación, un diagnostico de VIH, Cáncer, o cualquier otra enfermedad crónico degenerativa o incurable.

Existe también el los caso en que las empresas contratan los servicios de un experto para prevenir los efectos negativos para las personas y para la empresa tras el despido de personal. El especialista está capacitado para verificar el estado de respuesta racional y emotiva de la persona. Es bien sabido que después de un despido mal manejado un alto índice de empleados generan trastornos físicos y mentales múltiples que en varios casos los conducen a una muerte prematura o el suicidio.

Acompañar a familiares en procesos de identificación de cadáveres: Frecuentemente la identificación de los fallecidos será, para la familia, la primera confrontación con la realidad de la muerte. El cómo se les trata en un momento tan duro y cómo se les prepara puede afectar terriblemente en el proceso posterior de elaboración del duelo. La intervención del psicólogo se orienta a ayudar a decidir quién realizará el reconocimiento, a preparar a la familia para la experiencia, acompañar a la familia en el depósito, cercano para poder dar apoyo y asistencia, permaneciendo con ellos durante este proceso, gestionar el momento para realizar el reconocimiento.

Los “chismes” abundan después de cualquier catástrofe, accidente o hecho delictivo y pueden minar sensiblemente la salud emocional, física y el funcionamiento social del individuo y la familia, la mejor forma de afrontarlos es con la asesoría en las técnicas de manejo de los rumores sociales.
etc.

En la atención de estos eventos se realiza:

• Evaluación preventiva y gestión de grupos de riesgo: Primera valoración del estado de las víctimas examinando las funciones básicas (emociones, reacciones fisiológicas, aspectos cognitivos y comportamentales), detección de la gravedad de la dimensión del problema, presentando especial atención a los denominados grupos de riesgo (niños, ancianos, víctimas muy afectadas).

• Entrevistas con víctimas, familiares y autoridades competentes: En su caso para aconsejar a su cliente en caso de que este alterado para velar por sus mejores intereses y los de los suyos.

• Atención a la salud mental a largo plazo: evaluando el nivel de pérdida de los recursos que los individuos han experimentado y realizando un seguimiento o derivación a un centro especializado.

• Ayuda para iniciar la elaboración del duelo: trabajar ciertas tareas que deben resolverse para elaborar el duelo adecuadamente, ayudando a los afectados a trabajar las emociones y el dolor de la pérdida, facilitando el desbloqueo emocional y la negación del dolor, desarrollando estrategias de afrontamiento y resolviendo problemas, etc.

• Intervención con familias e individuos en crisis: Los psicólogos expertos conocemos cómo y cuándo actuar, y sobre todo, qué tipo de intervención debemos realizar según las circunstancias y un análisis previo del suceso.
• Asesorar a los intervinientes en situaciones, cooperación y coordinación con otros grupos profesionales: a fin de brindar los primeros auxilios psicológicos antes o inmediatos a una noticia o diagnostico estresante, gestionar la ansiedad y el dolor emocional, prevenir respuestas físicas y psicológicas patológicas y futuros trastornos mentales.

• Apoyo psicológico a intervinientes y profesionales mediante prevención primaria, prevención secundaria: y la intervención tras las primeras 48/72 horas con técnicas para preservar la salud de los profesionales e intervinientes.

• Promover o realizar apoyo psicológico y/o seguimiento de los grupos de intervención («debriefing»)

• Intervención preventiva y/o terapéutica con afectados y familiares: (técnicas de relajación, liberación, contra el TEPT, reprogramación cerebral para el olvido o desconstrucción de recuerdos dolorosos, terapia individual, de pareja o familiar)

• Elaboración de informes técnicos sobre todo tipo de intervención llevada a cabo.

• Realizar el seguimiento de las víctimas: especialmente de los grupos de riesgo afectados por el desastre (la sintomatología puede aparecer más tarde)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>